Los Radiadores, también son necesarios para nuestro kart en los días más frios, su principal función es la de regular la temperatura del motor para que este trabaje en la temperatura adecuada y consiga su mejor rendimiento. Por eso debemos siempre mantenerlos en un correcto estado y controlarlo en pista incluso cuando la temperatura ambiental es baja.

Tan malo podría resultar para nuestro motor que la temperatura aumente más de la cuenta, como que se enfríe demasiado, ya que esto podría provocar una avería no deseada.

Radiador con cortinilla cubriendo a mitad

Como elegir el radiador, según la temperatura ambiente y el motor que tengamos

Lo primero que debemos de saber es el rango de temperatura en la que debe trabajar nuestro motor para un funcionamiento correcto según sus fabricantes:

Los motores refrigerados por líquido de las categorías FIA Karting OK Junior, OK y KZ, y de las de marca única ROK y IAME, el rango de referencia para la temperatura del agua va de 48°C a 52°C durante el verano. En invierno es recomendable mantenerse entre 50 °C y 55 °C. Los motores Rotax trabajan con temperaturas mayores en todas las estaciones, por lo que, si los mantenemos entre 55 °C y 60 °C, conseguiremos su mejor rendimiento.

Una vez que sepamos la temperatura a la que debe trabajar nuestro motor y teniendo en cuenta temperatura ambiente, podremos elegir el radiador con el tamaño apropiado que nos permita mantener la temperatura bajo control.

En nuestra web disponemos de radiadores con diferentes tamaños, que podremos usar según nuestras necesidades. Ya que mientras que con las altas temperaturas de verano, deberemos usar radiadores grandes (incluso con doble circuito de refrigeración), cuando llegan los meses más fríos usaremos radiadores de pocos núcleos o más pequeños.

Radiador con panel de regulación

Herramientas de regulación

Las herramientas de regulación, son muy utiles ya que nos ayudarán a reducir la capacidad de refrigeración y por tanto a reducir el impacto del aire sobre los núcleos del radiador, cuando sea necesario.

Además en los casos que no queramos realizar un gasto extra y comprar otro radiador de tamaño más pequeño, con estas herramientas podremos controlar y regular la entrada de aire en los radiadores grandes.


Estas herramientas de regulación son las cortinillas, paneles de regulación, válvula termostática y el cubrecilindro

Cortinillas para radiador

la cortinilla es sin duda la mejor solución cuando bajan las temperaturas, para reducir de manera progresiva la cantidad de aire que choca contra el radiador.

En estado normal y con pista seca, lo ideal es salir con la cortinilla cubriendo hasta la mitad, para ir luego subiéndola o bajándola poco a poco según lo que nos indique el Mychron respecto a la temperatura. Siempre hay excepciones como los días de lluvia que es mejor salir con la cortinilla totalmente cerrada.

No es recomendable subir o bajar completamente la cortinilla de golpe. Lo más recomendable es ir moviéndola poco a poco, unos 5-10 cm cada vez (y en rectas largas entre una curva y otra), de esta forma conseguiréis la temperatura adecuada sin tener que recogerla o cerrarla del todo.

Hay cortinillas de diferentes tamaños para los diferentes tipos y tamaños de radiadores.

Panel de regulación

Otro accesorio útil para la regulación del flujo de aire es el panel de regulación, este accesorio puede ser utilizado en cualquier momento del año, ya que su capacidad para bloquear el flujo de aire es menor de la que ofrece la cortina.

Válvula termostática


La válvula termostática es como un cilindro que controla el paso del agua, permitiendo este paso únicamente cuando la temperatura de esta sea superior a  45 °C , de esta forma conseguimos evitar un ciclo de refrigeración excesivo.

El único inconveniente es que la válvula termostática, así como el radiador, puede obstruirse por la acumulación de restos de cal, por lo que necesita un manteamiento.


Cubrecilindro

La función del cubrecilindro, es ayuda a controlar la temperatura, evitando que el aire frio impacte directamente en el cilindro y pueda bajar bruscamente la temperatura del mimo, ya que esto podría ocasionar una  avería en el motor.

De esta forma, la temperatura del motor estará más controlada y únicamente determinada solo por la combustión y por el líquido de refrigeración.

En nuestra web podréis encontrar cubrecilindros de todos los colores que os ayudaran personalizar y a dar un toque de color a vuestro kart.

Si tienes alguna duda respecto a este u otros temas de Karting, CONSULTANOS, nuestro Equipo de Competición de Karting, formado por Ingenieros y Mecánicos profesionales, nos permite estar constantemente probando y actualizandonos en pista con los mejores componentes y materiales del mercado.